Gemma Tormo (Inside Sales en Adam): Una bióloga “atrapada” por la tecnología 

Detectar las oportunidades de negocio de una empresa para dirigir los esfuerzos del equipo comercial e incrementar, así, su cartera de clientes y formar relaciones duraderas con éstos, es tan importante o más que la calidad del producto o servicio que ofrece. Esta es la tarea del equipo de Inside Sales

Gemma Tormo forma parte del departamento comercial de Adam como Inside Sales desde hace cuatro años y su labor es, por tanto, esencial para desarrollar las estrategias de venta a futuro del negocio y garantizar el cumplimiento de los SLAs comprometidos, entre muchas otras cosas que descubriremos en esta entrevista. 

entrevista gemma tormo adam data center 8m inside sales

¿Cuál es tu trayectoria y formación? ¿Qué te llevó a trabajar en el sector tecnológico y, específicamente, en un data center? ¿Siempre te llamó la atención o fue algo fortuito que terminaras en Adam?

Cuando era joven disfrutaba estudiando pero no sabía a qué quería dedicarme, las letras se me daban bien pero las ciencias tenían más futuro, por lo que opté por estudiar biología. En el último curso de los cuatro años de carrera, empecé a trabajar a media jornada en la atención telefónica de una empresa de telefonía e internet, resolviendo dudas e incidencias de primer nivel. Este contacto con el mundo tecnológico y de la atención al cliente me hizo ver la proyección y futuro del sector.

“Cuando era joven disfrutaba estudiando pero no sabía a qué quería dedicarme, las letras se me daban bien pero las ciencias tenían más futuro, por lo que opté por estudiar biología”

Más adelante, desembarqué en una consultora tecnológica en donde pude desarrollar la atención telefónica, concertación de visitas y gestiones de backoffice. Aquí conocí, por primera vez, los departamentos comercial y técnico, aceite y agua, tan necesitados el uno del otro, pero a veces con puntos de vista tan diferentes. Hacer de bisagra entre ambos departamentos me enseñó la visión de ambos mundos

Mi desarrollo profesional se centró en una empresa de telecomunicaciones siendo, durante más de una década, responsable del helpdesk de postventa que pasó a ser el Departamento de Operaciones, con la atención global al cliente como principal objetivo. Mis responsabilidades implicaban la gestión de averías, gestión de pedidos con instalaciones programadas, elaboración de contratos y gestión de la reparación del hardware para atender los contratos de mantenimiento.                           

Desde hace cuatro años estoy en el departamento comercial de Adam como Inside Sales, dejé atrás la telefonía principalmente para dar paso al mundo del data center y nuestros tres pilares: housing, IaaS y conectividad.

“Siempre he estado vinculada al sector tecnológico; comencé por casualidad y me atrapó”

¿Cuál es tu rol exactamente en Adam y qué haces en tu día a día? ¿Por qué dirías que Inside Sales es relevante y cómo se integra con otros equipos de trabajo? ¿Qué aporte tiene para el cliente?

Mi función principal es dar soporte al departamento comercial gestionando contratos, realizando ofertas, manteniendo nuestro ERP y CRM al día y facturando los servicios. Una vez las ofertas han sido aceptadas, hago un seguimiento de su puesta en marcha con nuestro departamento técnico a través del tiqueting, informando al cliente o responsable de la cuenta en caso de incidencia o finalización de la puesta del servicio. Los servicios nuevos, ampliaciones y bajas las informo en nuestro ERP y las facturo al cliente, al igual que el resto de servicios recurrentes.

Tengo una posición privilegiada y en la que me siento muy cómoda, ya que estoy en continuo contacto con mi departamento comercial, técnico y administrativo. Mis compañeros y responsables de área son accesibles y resolutivos, estamos a escasos metros y siempre hay predisposición para informar tanto al cliente como internamente.

¿Qué es lo “bueno” o más positivo, y lo no tan positivo de trabajar en esta industria en continuo cambio y evolución?

Siempre he estado vinculada al sector tecnológico; comencé por casualidad y me atrapó. He vivido algún que otro cambio como el paso de telefonía analógica a la digital, el boom de la VoIP, las centrales analógicas adaptándose para ser digitales, las líneas ADSL dando paso a la fibra, etc. Todos estos cambios te permiten evolucionar y aprender con las novedades, sin perder la referencia de lo antiguo u obsoleto. No puedo dejar de mencionar a mi entorno, ya que tanto mis amigos como familiares son, en su mayoría, informáticos, y ellos resuelven mis dudas técnicas, al igual que mis “compañeros de batalla”

“Los clientes de nuestro sector buscan un aliado que les escuche y hable su mismo idioma para que la comunicación sea profesional, basada en el conocimiento”

¿Qué es lo que percibes que más les preocupa o inquieta a los clientes del sector? ¿Qué desafíos de futuro tienen los data centers de cara al cliente? 

Los clientes de nuestro sector buscan un aliado que les escuche y hable su mismo idioma para que la comunicación sea profesional, basada en el conocimiento. Buscan proveedores fiables, próximos, profesionales, que conozcan el mercado y que les ayuden a crecer según el ritmo de su negocio en un entorno seguro, estable y directo, sin intermediarios, sin call centers interminables que no te llevan a ningún sitio, hablar con personas con nombre y apellidos.

¿Qué recomendarías a mujeres que quieren trabajar en equipos comerciales de IT o dentro de este sector?

El camino ya está trazado, sólo hay que seguirlo si se quiere e innovar si se puede. Hace años el sector tecnológico era huérfano de mujeres pero poco a poco se detectan futuras profesionales en los módulos y carreras. Son básicas la formación y la disciplina, como en cualquier ámbito, sea profesional o personal.

“Hace años el sector tecnológico era huérfano de mujeres pero poco a poco se detectan futuras profesionales en los módulos y carreras”

Por último, ¿quiénes son tus referentes femeninos?

Podría nombrar a grandes investigadoras que han dado su tiempo y pasión por su trabajo dejando huella con sus descubrimientos e investigaciones y que son recordadas generación tras generación. Son mujeres que han tenido que luchar para hacerse hueco, para investigar y ser respetadas en una época donde destacar y ser mujer no iban precisamente de la mano. Pero honestamente, mi único y principal referente como mujer es mi madre, por su cariño, amabilidad, empatía, por ser tan familiar, trabajadora y luchadora. Para mí, la mejor científica del mundo.

Este artículo ha sido escrito por

Adam