“La flexibilidad del IaaS permite potenciar la innovación”

Emilio Moreno es Arquitecto de Soluciones Cloud – IaaS en Adam. Él es el principal responsable de diseñar y montar infraestructuras cloud en formato Infraestructure as a Service (IaaS) para nuestros clientes. Una de las ventajas de este tipo de arquitectura es su flexibilidad y capacidad para adaptarse a las circunstancias y necesidades de cada cliente. Además, son infraestructuras elásticas que permiten aumentar o reducir los recursos de manera instantánea para adaptarse a cada circunstancia.

Entrevistamos a Emilio para conocer más en detalle cuáles son las ventajas de este tipo de infraestructura cloud.

Como experto en IaaS, ¿a qué tipo de empresa le recomendarías una infraestructura IaaS?

Una infraestructura IaaS permite a una empresa el disponer de su propia plataforma cloud virtualizada. Cualquier empresa puede aprovechar los beneficios de una infraestructura IaaS gracias al modelo de pago por uso y a librarte de gestionar equipos y obsolescencias.

Pero las empresas que apuesten por la innovación y aquellas que tengan necesidades muy variables de infraestructura son las que mejor van a poder aprovechar los beneficios propios de IaaS, que son su agilidad y su elasticidad.

Por un lado las empresas con una apuesta clara por la innovación van a poder desplegar y validar prototipos de manera más rápida y reducir su time-to-market considerablemente.

Otras empresas que tienen necesidades de infraestructura cambiantes, por ejemplo para atender picos de demanda puntuales en un ecommerce o para analizar datos complejos de forma periódica, le pueden sacar partido a la elasticidad del IaaS sin necesidad de grandes inversiones en infraestructura.

¿Trabajar con una plataforma IaaS requiere abandonar la infraestructura on premise? 

En absoluto, ambos modelos no son incompatibles, de hecho cada vez estamos viendo más el auge de infraestructuras híbridas, que combinan on-premise en nuestro data center co-localizado con una plataforma cloud IaaS. Eso permite añadir elasticidad a tu infraestructura con velocidades de LAN local.

También estamos viendo otras modalidades de hibridación con clouds públicos. En ese caso la infraestructura IaaS puede alojar las aplicaciones y datos críticos, por su mayor nivel de seguridad y control, mientras que los proveedores de cloud público pueden alojar aplicaciones de cara a cliente general.

Para facilitar el despliegue de este tipo de infraestructuras híbridas hemos llegado a un acuerdo con DE-CIX para ofrecer a nuestros clientes un servicio de interconexión rápido, fiable y seguro que conecte infraestructura en nuestros data centers con proveedores de cloud público.

Una tendencia en alza el edge computing ¿Cómo se puede integrar con un servicio IaaS?

La ventaja del edge es la de poder ofrecer latencias reducidas en ciertos contextos donde la velocidad de procesamiento de datos es crítica y por eso se acerca lo máximo posible al punto donde se consumen esos datos.

Pero para el trabajo intensivo con datos, por ejemplo para actualizar modelos de machine learning en dispositivos autónomos es necesario una capacidad de computación de la que carecen los dispositivos edge. Ahí es donde entra una plataforma IaaS, fácilmente escalable y con la capacidad de llevar a cabo acciones de computación intensiva con eficacia.

Al final, no deja de ser otro modelo de infraestructura híbrida en la que la plataforma IaaS sirve como nodo central, donde se alojan los datos y aplicaciones críticas a nivel de seguridad y donde tienen lugar las tareas más intensivas en computación.

¿Cuál es el mayor impacto de utilizar una plataforma IaaS en una empresa?

Disponer de la flexibilidad y la versatilidad de una plataforma IaaS tiene un impacto profundo en las operaciones de una empresa que esté preparada para aprovechar sus beneficios. Te permite potenciar y desbloquear recursos y destinarlos a innovación y al desarrollo de productos y servicios que impacten en el crecimiento de la empresa.

Además, te permite una monitorización detallada y en tiempo real de los recursos IT que estás utilizando, lo que te da lugar a una gestión más eficiente y granular de tu infraestructura. Con la elasticidad de una plataforma IaaS esto te permite tener siempre los recursos que necesitas.

En una plataforma IaaS también se simplifica la gestión de backups, copias de seguridad de instancias y demás medidas que nos van a permitir dar más solidez a nuestra estrategia de continuidad de negocio y recuperación ante desastres.

Por otra parte, es una infraestructura con un alto nivel de seguridad y protección de datos, que permite el cumplimiento de normas como la GDPR y certificados como ISO 27001. Al ser un cloud privado basado en máquinas alojadas en nuestros propios data centers no hay problemas respecto a la ubicación de los datos personales de los usuarios finales.