“La monitorización nos permite ser más eficientes”

Alfonso Pascual es el Responsable de Infraestructuras del data center en Madrid de Adam. Su rol es asegurar la disponibilidad de las instalaciones del data center, monitorizando cada uno de los elementos que conforman su infraestructura. Como tal, fue el encargado de supervisar la construcción del nuevo data center de Adam en Madrid.

En esta entrevista, Alfonso nos cuenta en qué consiste la gestión de infraestructuras y nos explica las últimas tendencias e innovaciones en eficiencia energética y construcción de data centers.

Eres uno de los miembros del equipo con más experiencia. Háblanos de tu trayectoria dentro de Adam.

Me uní a Adam hace casi 6 años. Vi que tenían un proyecto muy interesante para Madrid, en una compañía en crecimiento y cercana y que me permitía crecer y desarrollarme.

Comencé como gestor de cuentas de Adam en Madrid, para después pasar a coordinar la construcción y puesta en marcha del nuevo centro de datos de Adam en Madrid. Actualmente me encargo del área de infraestructuras de este CPD.

¿Cuál es el rol de un responsable de infraestructuras? ¿Cómo es tu día a día en Adam? 

Dentro del departamento de infraestructuras de Adam Madrid, nuestros técnicos y yo nos encargamos del correcto funcionamiento de las instalaciones para que el data center opere sin interrupción los 365 días del año las 24 horas.

En el día a día se realizan revisiones y mantenimientos de los elementos que componen la infraestructura del centro de datos:

  • Sistemas de infraestructura eléctrica como transformadores, grupos electrógenos, cuadros o UPSs. 
  • Elementos de climatización de las distintas salas técnicas y de operadores. 
  • Sistemas de detección y extinción de incendios.
  • Sistemas de seguridad y de control de accesos.
  • Elementos de monitorización.
  • Armarios rack.
  • Equipos de red y conectividad.

Todos estos elementos forman un data center diseñado y operado para ofrecer en todo momento continuidad de servicio y en el que cualquier elemento crítico se encuentra duplicado evitando puntos únicos de fallo.

Desde el departamento de infraestructuras también se realizan otras tareas como el proceso de provisión de los distintos servicios de housing de nuestros clientes, soporte, o gestión de las solicitudes entrantes en la herramienta de ticketing.

¿Cómo se gestiona la infraestructura de un data center? ¿En qué consiste el DCIM, el data center infrastructure management?

En la gestión de la infraestructura de un data center debemos conocer en todo momento el estado de los elementos que lo conforman y para ello son necesarias dos cosas.

Primero, un plan estricto y minucioso de mantenimientos y revisiones de la infraestructura que lo componen.

Y segundo, un sistema de monitorización que nos permita conocer el estado del centro de datos y que nos ayude en tareas operación y optimización de recursos.

En este punto es donde entra el DCIM, un sistema que nos proporciona información en tiempo real de cualquier elemento del centro de datos. Con esta herramienta podemos mantener un inventario de los distintos elementos del CPD, monitorizarlos en tiempo real y generar alertas que nos permitan actuar antes de que suceda nada.

Este sistema nos permite ser más eficientes en muchos aspectos. Por ejemplo, a nivel de eficiencia energética, podemos tener una visión exacta del funcionamiento de los equipos de climatización y su impacto gracias a los múltiples sensores repartidos por las distintas salas. De esa manera podemos aplicar configuraciones más precisas y eficientes basadas en los datos que nos ofrece. 

También podemos conocer en todo momento la información del estado de otros elementos, como sistemas eléctricos, y generar alertas cuando algo no se encuentra dentro de los parámetros de funcionamiento establecidos. Eso nos permite reaccionar de forma rápida y eficaz ante cualquier anomalía.

Uno de tus últimos proyectos ha sido la gestión del proyecto de construcción del nuevo data center de Adam en Madrid. ¿Puedes hablarnos de las últimas tendencias en construcción de data centers?

El sector de los data center se encuentra en claro auge y esto lo vemos especialmente en Madrid, que de unos años a esta parte se ha posicionado como hub digital del sur de Europa. En los próximos cinco años hay una inversión estimada de 680 millones de euros, gracias al despliegue de las regiones cloud de las grandes tecnológicas como Microsoft, Google o IBM.

En nuestro caso, además de seguir unos criterios de diseño basados en los estándares TIER III para garantizar la disponibilidad de nuestros servicios, otro de los puntos más a tener en cuenta actualmente es la eficiencia energética. 

Hoy en día más que nunca la reducción de emisiones de carbono y de costes operativos derivados del consumo eléctrico se ha convertido en algo fundamental a la hora de construir y operar un centro de datos. 

Para ello nos apoyamos en tecnologías como el free-cooling en nuestros sistemas de climatización, sistemas eléctricos de alta eficiencia y una red de sensorización con la que poder sacar el máximo rendimiento a estos elementos.

¿Qué innovaciones habéis implementado en materia de eficiencia energética en este nuevo data center?

En cuanto a medición ambiental se ha incorporado en el CPD de Madrid un nuevo sistema de sensorización que nos permite conocer al detalle lo que ocurre dentro de nuestras salas. 

El sistema nos ofrece datos de temperatura, humedad y presión recogidos de una red de sensores que cubren casi cualquier punto de nuestras salas técnicas. 

Esto nos permite realizar mapas térmicos que nos muestran en todo momento cómo se comportan a nivel de climatización nuestras salas. 

En base a esos datos aplicamos configuraciones que nos permiten ser mucho más eficientes y corregimos posibles ineficiencias gracias a un sistema de IA integrado.

¿Cómo encaja el data center de Adam en Madrid con las grandes tendencias de los data centers de hiperescala?

Últimamente la tendencia es la de construir grandes centros de datos hiperescala con capacidad para proporcionar alojamiento a grandes empresas tecnológicas. 

Pero no todos los perfiles de empresas encajan en este modelo. Un servicio de data center de hiperescala no se adapta a las necesidades de muchos integradores y los proveedores de hiperescala acaban dejando en un segundo plano a empresas de menor tamaño.

Por eso construimos nuestros centros de datos con un diseño modular que nos permite conseguir dos objetivos:

Por un lado, cada vez que abrimos una sala, podemos implementar las últimas tendencias en construcción y eficiencia energética. 

Pero además, también podemos conseguir un crecimiento sostenible, contenido, más adaptado a esos clientes que no necesitan las dimensiones y densidades de un centro de hiperescala, sino un proveedor de servicios de alojamiento que les escuche, entienda y que pueda ayudarles en sus proyectos. 

¿Cuáles son tus próximos proyectos?

En el futuro más cercano tenemos prevista la ampliación de nuestro data center de Madrid, en Alcalá, con nuevas salas para el alojamiento de clientes y así potenciar el crecimiento de Adam en Madrid.