Contact
Visit us
Call us!

Adam DataBOX, un data center en contenedor

23 July 2019


Adam DataBOX, un data center en contenedor


El sector del data center, desde siempre, se ha caracterizado por ser un sector muy volátil. Ha ido evolucionando continuamente hacia modelos más eficientes que permitan mayores capacidades con los mínimos recursos.

 

Para la cantidad de datos que ahora podemos alojar en unas pocas U's de un armario rack, hace no muchos años necesitábamos salas enteras de data centers. Este tipo de evolución es lo que ha hecho que los CPDs se hayan tenido que ir transformando hacia modelos que les permitan ser capaces de responder a unas necesidades cada vez más cambiantes. Optando por un diseño más modular que permita un crecimiento sostenido y fácilmente adaptable.

 

Bajo necesidades como estas, aparecieron los primeros data centers dentro de contenedores de transporte. Lo que en un primer momento se recibió con una mirada un tanto escéptica, se convertiría en una opción a tener en cuenta a la hora de implementar un centro de datos.

 

Este tipo de data centers no es algo nuevo. Ya hace años veíamos grandes CPDs en contenedores, construidos y operados por las principales compañías del sector como Google, que encontró en este modelo de data center una solución de crecimiento rápido, escalonado, flexible y seguro.

 

Algunas de las ventajas de Adam DataBOX

 

 

 

•Rápida implantación y despliegue

 

Gracias a la ausencia o menor necesidad de obra civil, la cual en caso de ser necesaria puede realizarse en paralelo, al uso de componentes estandarizados y preensamblados y a la entrega de la solución probada en fábrica y ya operativa, es posible una reducción del tiempo de implantación, que suele ser de unos pocos meses.

 

•Costes contenidos e inversión escalonada

 

Debido al carácter modular y escalable de esta solución, es posible realizar inversiones más contenidas que se ajusten a la necesidad real en el momento de dicha inversión. De esta forma, se reduce o incluso se elimina el sobredimensionamiento del data center en vista a un futuro crecimiento. Con Adam DataBOX se puede realizar un crecimiento gradual añadiendo únicamente los módulos que se necesiten. Así, se consigue una ampliación de manera escalonada que además evita la afectación de la infraestructura operativa.

 

•Rápido retorno de inversión

 

La reducción de costes facilita un retorno de la inversión mucho más rápido que en modelos de CPD tradicional. Además, el modelo de crecimiento escalonado que caracteriza a este tipo de data centers permite implementar las últimas tendencias en soluciones como climatización, SAIs, etc. en cada ampliación.

 

•Crecimiento adaptado

 

En un sector en constante evolución, otra de las ventajas del crecimiento por módulos independientes es que permite adaptar cada ampliación a las nuevas necesidades que puedan darse. De esta forma, cada módulo puede fabricarse con distintas especificaciones en cada una de las ampliaciones.

 

•Movilidad

 

Los modelos de data center en contenedor pueden suministrarse matriculados para su transporte a cualquier parte del mundo y, gracias a su construcción dentro de un contenedor de mercancías, es posible su traslado ya sea en camión, tren, avión o barco.

 

•Ubicaciones de difícil acceso 

 

Los data center en contenedor siempre han sido la mejor opción para la instalación en entornos de difícil acceso como minas o zonas boscosas. También como soluciones temporales de contingencia en caso de catástrofe.

 

 

El futuro del CPD modular en contenedor

 

 

Se estima que, en 2021, el número de dispositivos conectados ronde los 28 mil millones, gracias entre otras cosas al rápido avance del IoT. Esto significa que, en un par de años, tendremos 28 mil millones de dispositivos generando información. Información en forma de datos que deben ser procesados y devueltos a estos dispositivos en un tiempo cada vez menor. 

 

Sistemas como la conducción autónoma obliga a reducir latencias en las comunicaciones al máximo. Esto se consigue, principalmente, gracias a nuevos sistemas como el 5G y a acercar la computación de la información a la fuente de información (edge computing). Es en este punto cuando el data center en contenedor va a tomar protagonismo.

 

Los modelos de Edge data center cada vez están cobrando más sentido y son el camino a seguir para poder gestionar, de forma inmediata, la ingente cantidad de información que el internet de las cosas comienza ya a generar. Para ello, es necesario acercar el tratamiento de información a los dispositivos que captan la información y, los modelos como Adam DataBOX, son una de las principales opciones a la hora de abordar esta necesidad.

 

Gracias a la modularidad, la capacidad de transporte y su reducido tamaño, podemos crear entornos IT formados por federaciones de data centers en contenedor colocados cerca de la fuente de información. De esta manera, se reducen latencias llevando la gestión de esos datos a estos micro data centers.

  

Los data centers modulares han experimentado un fuerte crecimiento durante los últimos años y, teniendo en cuenta sus características y las ventajas que aportan, en el futuro puede que cojan aún más relevancia. Debemos implantar modelos que nos permitan una adaptación ágil de nuestras infraestructuras al ritmo al que evoluciona el mundo IT.

 

Alfonso Pascual Departamento Comercial