Contacto
Ven a visitarnos
¡Llámanos!

Free Cooling: la eficiencia energética más natural

Dic. 23, 2016, 1:19 p.m.


free cooling refrigeración datacenter


Garantizar una temperatura de sala óptima y estable es un factor clave, tanto para el bienestar personal como para obtener el pleno rendimiento de equipos y máquinas de diferente tipología. Pero la gran cantidad de energía necesaria para enfriar las salas y los equipos, su elevado coste, las perspectivas de escasez energética para los próximos años y el impacto medioambiental que el consumo energético origina en nuestro planeta son factores que dificultan y encarecen una refrigeración adecuada y a menudo muy necesaria. Por esto algunas empresas de telecomunicaciones, datacenters o industrias con necesidades térmicas críticas aprovechan las bajas temperaturas exteriores para enfriar sus instalaciones. Este innovador método de refrigeración natural es conocido como Free Cooling.

 

El Free Cooling es la técnica por la cual se introduce aire exterior, de menor temperatura, funcionamiento free coolingdentro de un edificio por medios mecánicos controlados, aprovechando la entalpía termodinámica. El sistema refrigerador toma el aire exterior para aprovechar su baja entalpía cuando las condiciones climáticas exteriores son favorables, es decir, cuando la temperatura del aire exterior está a menor temperatura que el aire que se extrae del espacio a refrigerar. En esta situación, se activan los mecanismos que permiten la entrada del aire exterior y, una vez filtrado, se impulsa hacia el interior de la sala o local en cuestión.

 

Los sistemas de Free Cooling son de fácil aplicación integrados en sistemas de climatización en los que se requiere refrigeración mecánica, aunque para ser realmente eficiente requieren de zonas geográficas y condiciones climáticas apropiadas (por ejemplo, alejada de grandes núcleos urbanos). Mediante la inclusión de una sección de Free Cooling dentro de los equipos de tratamiento de aire del edificio, se aprovecha la baja temperatura del aire exterior para refrigerar de forma eficiente las infraestructuras, con el consecuente ahorro energético.

 

Funcionamiento del Free Cooling

  • Temperatura del aire exterior menor que la temperatura del aire de impulsión: El sistema regula las compuertas de los chillers hasta lograr una mezcla de aire exterior y aire de retorno con la temperatura de refrigeración deseada. El resultado es una refrigeración con coste energético mínimo.

 

  • Temperatura del aire exterior mayor que la temperatura del aire de impulsión, pero menor que la temperatura del aire de retorno del local: El sistema de frío debe trabajar menos para rebajar la temperatura exterior hasta alcanzar la temperatura de impulsión. El resultado es una refrigeración con coste energético menor a los sistemas estándar.

 

  • Temperatura del aire exterior mayor que la temperatura de retorno del local: Si se quiere refrigerar la estancia se tendrá que poner en funcionamiento el sistema de aire acondicionado convencional. El resultado son costes en refrigeración estándar.

 

Datacenter eficienteEntre los principales beneficios del Free Cooling, destacan la mejora en la ventilación de los edificios, la reducción de emisiones de ruido, y el hecho de que permite el filtrado y, si es necesario, acondicionado del aire exterior. Además de la mejora de la calidad del aire, también es muy significativo el ahorro en el consumo energético y en costes operativos.

 

Por el contrario, trabajar con Free Cooling requiere de equipos mecánicos específicos (ventiladores, compuertas, filtros,…) y consume energía eléctrica (aunque menos que la refrigeración convencional). Además, en caso de tener unas necesidades de refrigeración muy específicas y considerables (como por ejemplo un Datacenter), es necesario una ubicación geográfica con unas condiciones climáticas favorables.

 

La solución Free Cooling es una de las tecnologías más eficientes que se pueden utilizar actualmente en la refrigeración industrial. Gracias al sistema de acondicionamiento de frío exterior, el método permite un ahorro considerable en el consumo energético, con el consecuente beneficio económico y medioambiental.

 

Adam Datacenter utiliza el sistema Free Cooling en los procesos de climatización de sus centros de datos de Barcelona (PTV) y Madrid. Su datacenter principal, ubicado estratégicamente alejado de los grandes núcleos urbanos, permite refrigerar completamente sus salas técnicas mediante Free Cooling durante 6 meses al año, y parcialmente (en periodo nocturno) durante 2 meses más, aportando un ahorro energético aproximado del 50% (dependiendo de las condiciones climáticas). Gracias al uso de Free Cooling, el uso de UPS más eficientes, la estructuración modular y al seguimiento de buenas prácticas Adam dispone de un PUE de 1,3.